Justin Bieber cerró un contrato millonario con Hipgnosis Songs Capital por los derechos de su catálogo musical, y según han informado medios como AFP y The Wall Street Journal, la adquisición se hizo por una cifra que rodea los 200 millones de dólares.

El acuerdo incluye los derechos de publicación de su música (incluyendo los pertenecientes a los autores), derechos conexos (que permiten la difusión en público de las obras) y los masters de sus grabaciones publicadas hasta el 31 de diciembre de 2021.

Es así como la compañía obtendría las regalías de los éxitos de Justin, aunque las canciones continuarían siendo administradas por Universal Music, al igual que los masters de las grabaciones hechas a partir de 2022.

De esta manera es como el cantante canadiense se une a la larga lista de artistas que han vendido sus catálogos musicales que aumentarían de valor con el paso del tiempo.

Algunos otros artistas que han vendido su catalogo musical a Hipgnosis Songs Capital son Justin Timberlake, Neil Young y los Red Hot Chili Peppers.