Rihanna ha brindado nuevos detalles sobre su embarazo, y en esta ocasión habló sobre los antojos más extraños que ha tenido.

La estrella, que se encuentra en su tercer trimestre, reveló que su mayor antojo es comer mandarinas por docenas y espolvorearlas con sal, una comida tradicional de su país de origen, Barbados.

“Tiene que ser con sal y solo con sal, porque en Barbados llevamos nuestras frutas al mar y las remojamos... Confía en mí, realmente es bueno”, fue algo de lo que dijo Rihanna al respecto.

Rihanna también reveló que decidió no comprar ropa en el pasillo de maternidad, y quiere mantener su apariencia previa al embarazo, por lo que su estilista pierde el sueño porque sus medidas pueden cambiar de una hora a otra.