Este destino imprescindible de los Estados Unidos que este año cumple su centenario como parque nacional se extiende a lo largo de 5.000 kilómetros cuadrados de gargantas y formaciones naturales.

Galápagos, el archipiélago ecuatoriano más diverso del mundo, es un paraíso con una flora y una fauna simplemente inigualables.

El pico más alto de América del Norte, conocido durante décadas como McKinley, está situado en el parque natural Denali, en la cordillera de Alaska.

Helada y misteriosa, Groenlandia es uno de los rincones más hermosos del Ártico.

La costa de Irlanda tiene rincones de auténtico vértigo, como los acantilados de Moher , una estructura rocosa de más de 300 millones de años que se extiende a lo largo de ocho kilómetros de costa atlántica.