Los seguidores del rapero quieren ayudarle a recuperar la fortuna perdida tras la anulación de contratos por sus declaraciones racistas y antisemitas.

Tras sus comentarios contra el pueblo judío, varias marcas han rescindido sus contratos publicitarios con Kanye, e incluso perdió el patrocinio de Adidas, que, según Forbes, le significaba un ingreso de 1.5 billones de dólares, por lo que se ha reportado que su riqueza se ha reducido a 400 millones.

Es por esto que sus seguidores han organizado el que probablemente sea el primer crowdfunding para regalarle el dinero a un rico, con el eslogan de 'Make Kanye a Billionaire Again' ('Hagamos que Kanye West sea milmillonario otra vez', imitando el lema de campaña de Donald Trump).