Científicos de la Universidad de Granada (España) colaboraron con sus colegas de la Universidad de Tubinga (Alemana) y han descubierto una forma de crear cristales de tiempo.

Este nuevo estado de la materia sugirió por primera gracias a Frank Wilczek, ganador del premio Nobel de física en 2012, y emula una estructura cristalina en la cuarta dimensión en lugar de solo en el espacio a partir de fluctuaciones extremas de muchas partículas en sistemas físicos.

En su trabajo, los investigadores demostraron que ciertas transiciones de fase dinámicas que aparecen en las fluctuaciones raras de muchos sistemas físicos rompen espontáneamente la simetría de traslación en el tiempo y propusieron emplear ese fenómeno natural para crear cristales de tiempo.