El Mustang Mach-E será producido en su planta ubicada en Cuautitlán Izcalli, Estado de México y comercializado a partir de 2021 en todo el mundo.

La planta de construcción es la misma donde se produjo el Ford Fiesta del año 2010 al 2019, pero debido a que este vehículo es totalmente eléctrico, el ensamblado es diferente al de uno de combustión, por lo que tuvieron que llevar a cabo un proceso de adaptación de aproximadamente un año para poder integrar las nuevas tecnologías y cumplir con todos los requisitos para tener el equipamiento completo.

Además, el personal de la fábrica fue sometido a un entrenamiento, en el que se les permitió conocer a fondo los procesos que conforman la creación del producto con los más altos estándares de calidad.