La Semarnat llegó a proponer que México creara una empresa dedicada a la fabricación de vehículos eléctricos, aprovechando que el país es rico en litio, el mineral base de las ecológicas baterías necesarias para autos eléctricos.

Ahora, el senador Alejandro Armenta propuso oficialmente nacionalizar el litio, por disposición constitucional, para tratarlo como al petróleo.

El litio es un metal alcalino blanco plateado, blando, muy ligero, que además se utiliza en la fabricación de acero, baterías, lubricantes y su derivado, el carbonato de litio, en medicina.