Donald Trump prohibirá descargar las aplicaciones WeChat y TikTok de las tiendas de su país a partir del domingo por la noche, medida que impedirá a los estadounidenses bajar las plataformas de propiedad china, por temor a que representen una amenaza para la seguridad nacional.

Las prohibiciones, anunciadas el viernes, afectan sólo a nuevas descargas y actualizaciones y son menos drásticas de lo esperado, particularmente para el servicio de videítos TikTok. Su grupo matriz ByteDance quiere llegar a un acuerdo sobre el destino de sus operaciones en Estados Unidos.

WeChat, una aplicación que reúne mensajería, redes sociales y pago electrónico, se enfrenta a restricciones más severas a partir del domingo. Los usuarios de TikTok, por otro lado, verán pocos cambios hasta el 12 de noviembre, cuando entrará en vigor la prohibición de algunas transacciones técnicas, que TikTok dijo que equivaldría en la práctica una clausura.

 

(Excélsior)