Sony ha incrementado la producción de su consola de próxima generación, Playstation 5, para alcanzar los 10 millones de unidades este año, siguiendo la demanda de videojuegos que la compañía ha apreciado debido a la pandemia de Covid-19.

Las preocupaciones sobre una segunda ola de infecciones por coronavirus pueden mantener a más personas en casa por más tiempo, a medida que los gobiernos de todo el mundo supervisan de cerca los esfuerzos para reabrir sus economías. La expectativa revisada de Sony es que esta situación actual provocará una demanda adicional de la consola PlayStation 5.

Sony comenzó la producción en masa de PlayStation 5 en junio y, según el último plan, espera ensamblar 5 millones de unidades para finales de septiembre y otros 5 millones entre octubre y diciembre. Anteriormente, Sony tenía como objetivo producir entre 5 y 6 millones de unidades de este 'hardware' a fines de marzo de 2021.