En todo el mundo, hay cientos de cables submarinos que proporcionan conectividad a internet.Se estima que hay unos 300 cables en las profundidades acuáticas que nos conectan a la red atravesando océanos y mares de todo el mundo. Algunos están sumergidos a más de 8.500 metros. Unos están "activos" y otros "bajo construcción".

Google y Facebook han invertido miles de millones en el proyecto del cable submarino de datos Pacific Light que conecta Hong Kong, Taiwán, Filipinas y Estados Unidos. Al anunciarlo, Google dijo que este tendría 12.800 km de largo y sería la ruta transpacífica de mayor capacidad. Ahora, el cable ya está colocado, pero necesita aprobación para operar.

Sin embargo, el gobierno de Donald Trump quiere vetar el tramo que va entre su territorio y Hong Kong por temor a sufrir un robo de datos por parte de China. Y es que el "Team Telecom", un comité del gobierno de los Estados Unidos, ha recomendado ahora que el país deniegue su aprobación. La decisión es otra señal de la creciente tensión entre Estados Unidos y China, que continúan sumidos en una guerra comercial.

El Pacific Light Cable Network, diseñado para aumentar la velocidad y la capacidad de internet, sería el primer cable de este tipo rechazado por Estados Unidos por motivos de seguridad nacional.