Considerada por los viajeros una de las mejores islas del mundo, Boracay encarna la imagen de la isla paradisíaca.

Si existe un rincón de Canadá que merezca figurar entre los más bonitos del mundo, este el parque nacional Banff, en las Montañas Rocosas.

En pleno Índico, Madagascar se erige como una isla única. Antiguo cobijo de piratas, el país es todavía un gran desconocido, con sorpresas como la surrealista avenida de los Baobabs.

Perdido en el océano Atlántico, a 1.600 kilómetros del continente europeo, se encuentra este marabilloso lugar.

Situado a las afueras de Kioto, aunque en los últimos tiempos la presencia de los turistas en el bosque de bambú de Arashiyama se ha convertido en algo habitual, lo cierto es que sigue siendo uno de los lugares mas maravillosos del país.