Son verdaderas esculturas de hielo que se pueden admirar por tierra, mar o aire.

Este hermoso lugar tiene la misma área que 66.000 campos de fútbol, y mide 6 km de ancho por 55 de largo, pero cada vez se va alargando más por culpa del cambio climático.