Se encuentra en el parque nacional Banff, en Alberta, y es conocido por sus aguas color turquesa, alimentadas por un glaciar.

Aunque esas aguas no las puedes ver en cualquier época del año: como está a 1883 metros de alto, el deshielo no empieza hasta junio, por lo que hasta finales de ese mes o principios de julio no disfrutarás de este color.