Después de Lover, la cantante decidió pasar su cuarentena de forma artística, pues dedicó su tiempo a escribir nuevas canciones y sorprender a sus fans con un disco inesperado inspirado en su experiencia durante el aislamiento y relfexiones sobre su vida.

Taylor plasma con música el tiempo que pasó en aislamiento. “Folklore” está compuesto por 16 canciones donde la presencia del piano no puede faltar, además de melodías acústicas forman parte de su tracklist.

Las primeras teorías sobre las canciones hablan de la reflexión de Taylor sobre su pasado, pues las imágenes promocionales fueron en blanco y negro, mientras un brillo dorado se hace presente, color con el que describió el amor.