Los rumores de separación son ciertos, y los ha confirmado un representante de ambos.

Las primeras sospechas surgieron cuando Miley Cyrus publicó una foto Instagram, donde aparecía sentada en una silla y, según sus seguidores, no llevaba puesto su anillo de matrimonio.

"Liam y Miley acordaron separarse en este momento. Siempre en evolución, cambiando como socios e individuos, han decidido que esto es lo mejor, mientras se centran en sí mismos y en sus carreras. Siguen siendo padres dedicados de todos sus animales, los que comparten mientras toman este tiempo con amor. Respeten su proceso y privacidad". Fue lo que comento al respecto su representante.