Este verano varias estrellas de rock se vieron afectadas por razones de salud, y Dave Grohl no se salvo.

Fue él mismo quien anunció que se había quedado sin voz, lo que obligo a Foo Fighters a posponer dos fechas en vivo. Esta situación se la tomo con humor, y aprovechó para lanzar un chiste. "Esta es la última vez que me relaciono con Bono”.

Algunos de los otros incidentes que han ocurrido este verano fueron de Pearl Jam, quien pospuso de ultima hora un concierto en Londres este junio por la perdida de voz de Eddie Vedder, Marilyn Manson se desmayó en el escenario por el calor y Bono suspendió abruptamente un concierto de U2 en Berlín tras perder súbitamente la voz.