Demi tuvo que ser ingresada de urgencia en un hospital de Los Ángeles, después de una fiesta que inicio la tarde del martes en su propia casa en Hollywood Hills, y se alargo hasta la noche.

Aun no se sabe si la sobredosis ocurrió durante la fiesta, o cuando ya se había quedado sola, ya que cuando los médicos llegaron no quedaba ningún invitado. Solo encontraron a Demi inconsciente y la trataron con Naloxona, un medicamento que se administra para revertir una sobredosis de drogas.

Al principio existieron rumores de que se trataba de una sobredosis por heroína, pero la gente cercana a la ella ha negado que se tratara de esa droga.