En su último sencillo, Sober, Demi Lovato se abre con completa sinceridad acerca de su lucha contra las adicciones.

En la letra de la canción se puede apreciar una disculpa a sus seres queridos, quienes siempre han permanecido a su lado, incluso después de que sufriera una recaída el pasado marzo, momento en el cual llevaba seis años sobria.

También pidió disculpas en twitter a los fans que fueron decepcionados por esta noticia. "Me gustaría ser un modelo a seguir, pero soy solo humana", fue algo de lo que escribió.

Anteriormente, Demi ya había hablado sobre sus problemas con las drogas y el alcohol, y de como su familia consiguió hacerle abrir los ojos ante la gravedad de su situación.